¿Cuáles son  los riesgos de la inversión en criptomonedas?


Para algunos el auge de las criptomonedas es como la nueva fiebre del oro del mundo moderno. Hay que reconocer que durante el año 2017, el alza de los precios del bitcóin y otras monedas virtuales puede considerarse como espectacular pero no todo lo que reluce es oro como afirma el refrán popular.

El factor tecnológico de las criptomonedas nos indica que su oferta que no está regulada por una autoridad monetaria que para algunos es una ventaja, también puede ser un obstáculo.  El objetivo principal de estas monedas es funcionar como un medio de cambio internacional de pagos cuyo valor debería ser cercano a cero, si fuera para el intercambio de bienes y servicios pero si se transforma en una moneda de reserva de valor como una forma de protegerse para los efectos inflacionarios que presentan algunas economías del mundo, es aquí donde comienzan las dificultades.  Las monedas virtuales no deberían ser empleadas como una alternativa de protección para los depósitos, ya que presentan una excesiva fluctuación en sus cotizaciones.

El éxito de las nuevas monedas virtuales que aparecen en el mercado y la exuberancia en sus cotizaciones puede encontrarse en las rondas de financiamiento conocidas como ICO, es un acrónimo de  “Initial Coin Offering”, se trata de una recaudación con método de participación del tipo crownfunding, funciona como la adquisición de un derecho llamado “token” que sirve para recaudar fondos para un proyecto y cuyo precio se paga en moneda digital en el futuro.

El vertiginoso interés por las criptomonedas, ha hecho que los métodos de financiamiento para estos proyectos han crecido de forma casi exponencial Algunas cifras indican que superan los 4.000 millones de dólares acumulados en financiamiento y con una capitalización superior a 22.500 millones en el mercado secundario.  Estos aumentos tienen que ver más con la especulación que con la rentabilidad de los proyectos. Ya que la mayoría de esos derechos no ofrecen un dividendo, tan solo la posibilidad de acceder a los productos o servicios futuros que desarrolle la compañía en cuestión. Por estos motivos si el proyecto que existe detrás de una ICO va mal, existe la gran posibilidad que pierdas de un parte del dinero o quedarte sin la totalidad de los aportes. Tanto así son los temores que en China prohibieron esta forma de financiamiento.

Algunas ofertas de ICO suelen presentar una elevada probabilidad de fracaso debido porque están asociadas a proyectos cuyo desarrollo no presentan un modelo de negocio consolidado o de viabilidad a largo plazo. Son ofrecidos al público, vendiendo las ventajas de las criptomonedas pero también adquieren sus desventajas al no contar un respaldo, dicha situación puede utilizarse como un método para la estafa.

La ausencia de un marco regulatorio hace que las operaciones con criptomonedas sean susceptibles al fraude o a la manipulación de sus precios u otras actividades no lícitas.

Otros de los riesgos es que los precios de las criptomonedas tienden estar sobrevaluados respecto a su valor de mercado.

En Colombia el bitcóin no es reconocido como una divisa por las autoridades a pesar que ya funcionan algunos cajeros en el país. Se puede adquirir cambiando dólares, euros o mediante operaciones con casa de cambios virtuales. También existen tarjetas débito emitidas por Visa y MasterCard, ligadas a billeteras virtuales, a través de dichas casas de cambio especializadas.

En el 2017 aparecieron en el país los modelos multinivel que prometen elevadas niveles de rentabilidad denominados clubes de inversión. Es preciso tener cuidado que sean variaciones del esquema Ponzi. Si quiere invertir en las criptomonedas tome su tiempo para investigar y estime su ganancia o pérdida potencial, es lo más recomendable en cualquier inversión.   

Autor: Francisco Javier Martínez