¿En qué consiste la minería en la nube de criptomonedas?


La digitalización del dinero se ha convertido en una tendencia que ya tiene varios años desde su surgimiento, es algo que realmente se ha tornado popular es en la últimos tiempos, transformando las formas de pago y transacciones de muchas empresas, personas y entidades. Algunos consideran que es un método más seguro por las diversas características y ventajas que posee.

Un dato interesante de la irrupción de las criptomonedas es que cumplen con todas las funciones que posee el dinero común (medio de pago, unidad de cuenta y depósito valor) algunos individuos también han encontrado otra ventaja de la ya mencionada popularidad de las criptomonedas, siendo el tema principal del que se va a hablar, que es la minería tradicional y la minería en la nube o como Cloud Mining según su denominación en inglés.

La minería de las criptomonedas es una labor en la que muchos actualmente están interesados en realizar, por su reputación de ser una manera bastante rentable de ganar dinero. Tomando en cuenta sus ventajas y desventajas que puede tener la minería en casa, surgió la brillante idea de la realización de la minería en la nube. Las dudas más comunes de las personas que están entrando a conocer el mundo de las criptomonedas son ¿De qué trata la minería en la nube? ¿Cómo se gana dinero minando? ¿Realmente es rentable?

Cuando hablamos de minar, se hace referencia a la realización de una serie de cálculos matemáticos en una computadora para poder obtener una criptomoneda. Ahora si consideramos que se está minando en la nube, es porque éste se está realizando a través de una empresa de minería que se encuentra en dicha nube, lo que significa no se está utilizando un computador propio, se estaría alquilando un equipo de minería en una empresa que almacena hardware con una potencia determinada lista para realizar el minado. De esta manera no habrá necesidad de preocuparse por los costos de los equipos, en vista de que las compañías que ofrecen este servicio ya poseen los equipos teniendo mayores ventajas para economizar el proceso del minado, aprovechándose de las economías a escala.

Una vez realizado el minado y ya estando hecha la criptomoneda suelen obtener recompensas como comisiones por su realización o incluso una criptomoneda con su respectivo valor. El proceso para hacer una moneda digital requiere mucho trabajo, por lo que suele ser bien pagado. Ahora, un dato interesante e irónico sobre esto, es que la mayoría de los individuos que se dedican a la minería bien sea tradicional o en la nube, no tienen mucha idea de cómo funcionan las respectivas operaciones y algoritmos que se hacen para la realización de la criptomoneda, la ciencia que se aplica es algo que desconocen. Dicha situación ocurre porque los equipos de  hardware hacen casi todo el trabajo por ellos.

Ahora bien, no todo es color de rosas, como todo, la minería tiene sus riesgos que hay que considerar. Esto no deja de ser una apuesta como lo es el hecho de adquirir criptomonedas. Como por ejemplo hay que tener en cuenta de que, al alquilar un equipo de minería, alquilamos una cierta cantidad de potencia, dicha cantidad va a depender del nivel de inversión que se realice. Si nuestra potencia alquilada es o no competitiva (en vista de que no existe un solo individuo minando), el beneficio puede ser mayor o menor.

Ahora la pregunta de oro ¿Realmente es rentable minar en la nube? Existen muchos beneficios de este procedimiento. Como ya se mencionó, al ser simplemente una especie de alquiler, no hay necesidad de hacer demasiados gastos a diferencia de la minería tradicional como el coste de las piezas para el minado, las tarjetas gráficas y los ahorros en la cantidad de electricidad que se requieren para su realización, así como la amortización del coste de hardware.  Se puede ir de menor a mayor, al ir alquilando ciertos niveles de potencia y ver cómo van avanzando las ganancias, existe la posibilidad de reinvertir sin hacer demasiado trabajo, y si parece que no se gana demasiado, se tiene la opción de comprar pocas potencias sin sentir que se está cayendo en el área de pérdidas.

¿Cuántos tipos de minería en la nube existen?

Hasta el momento existen tres tipos de minería en la nube:

Minería alojada: Consiste en arrendar un equipo de minería de criptomonedas alojado y mantenido por el proveedor de servicios.

Minería alojada virtual:  trata de un servidor privado virtual (de uso general) e instalando tu propio software de minería.

Potencia de hash alquilada: es el alquiler  de potencia de minado o “hashing power” y medido en hashrate, sin tener una computadora física o virtual dedicada. Es el método más popular  de este tipo de minería en la nube.

¿Cuáles son las ventajas que proporciona de la minería de bitcóin en la nube?

– Primero no tiene que hacer frente al exceso de calor que generan las máquinas;

– Evita pagar electricidad

– No requiere deshacer los equipos de minería cuando ya no sea rentable

-Debido al sobrecalentamiento, no necesita alternativas para los problemas de ventilación con los equipos mineros, que se suelen recalentar mucho los ambientes.

-También se evita los posibles retrasos en la entrega de hardware.

¿Cuáles son las desventajas de la minería de bitcóin en la nube?

Existen muchas empresas inescrupulosas que ofrecen la minería con elevadas rentabilidades que resultan scam  o fraudes para personas que desena ganar dinero de forma muy rápida.

La rentabilidad de la minería en la nube es muy baja respecto a la minería tradicional de criptomonedas en función en una relación de los costos y los beneficios.  

Los contratos de minería se pueden cancelar o pueden descender tus ganancias sin previo aviso.

Así que si decide invertir en la minería en la nube debe asesorarse bien e investigar sobre las empresas, leyendo las letras pequeñas de los contratos son las recomendaciones básicas.

Autor: Francisco Javier Martínez

minería

bitcoin