Toma de decisiones en los negocios


Recientemente una gran amiga me comentaba como siente que su negocio ha quedado estancado en la crisis económica que enfrenta nuestro país, Puerto Rico. Me decía que no sabe qué decisión tomar, como reaccionar y que literalmente se siente paralizada.

Al igual que ella yo he estado en algunas etapas parecidas y se que usted como lector también ha pasado momentos similares. Ahora, ¿qué realmente está pasando en nuestra mente en ese momento?

Nuestra toma de decisiones se ve afectada por un proceso de estrés llamado estrés cognitivo. El mismo afecta nuestra capacidad de pensar adecuadamente ya que en medio de la situación de estrés nuestro cerebro está liberando cortisol, la hormona del estrés, y adrenalina, la hormona que tensa los músculos para pelear o huir.

Nuestro lóbulo frontal consume el 20% de la energía del cuerpo y bajo la situación de estrés el cerebro identifica que los músculos necesitan esa energía por lo cual les permite consumirla, dejando a nuestro lóbulo frontal sin la energía suficiente para trabajar en óptimo rendimiento. Es cuando surge esa incapacidad para tomar decisiones acertadas, inhabilidad para analizar bien y nos bloqueamos mentalmente.

El estrés cognitivo nos afecta grandemente en nuestros espacios de trabajo cuando no podemos inhibir los estresores externos. Regularmente nos hace perder el control ya que son factores que literalmente no podemos manejar.

Como líderes, es de suma importancia dominar el estrés cognitivo ya que en el mundo de los negocios las malas decisiones se pagan con dinero. No dominar el estrés cognitivo es sinónimo de poca productividad, bajo rendimiento y atrasos en los procesos.

Recuerdo haber escuchado una historia de mi coach de tenis sobre el tenista Roger Federer y en ella me decía que él (Roger Federer) en su juventud tuvo récord de romper raquetas porque no podía controlar sus emociones y frustraciones. Me comentaba el coach, que lo que hizo grande a Federer fue haber encontrado la fórmula para dominar su mente y emociones en medio de la presión del juego. Tal como en el juego de tenis, para poder tener dominio sobre el estrés cognitivo, es necesario que encontremos nuestra fórmula particular de dominar nuestra mente y emociones.

Un estudio publicado en The Wall Street Journal, correlaciona el ejercicio físico diario con el buen dominio del estrés. En nuestra practica diaria yo utilizo el tenis, trotar 30 minutos en la mañana y el mindfulness, técnica de meditación consciente.

Autor: Joel Acevedo Nieto, PhD  www.iqconsultinggroup.org

JOEL