COLOMBIA (Enero 02 de 2024).        En una iniciativa crucial para el desarrollo sostenible y la preservación ambiental, la ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad, ha firmado un acuerdo histórico para combatir la deforestación en el departamento de Caquetá, Colombia. La firma se llevó a cabo en el municipio estratégico de Cartagena del Chairá durante el evento de posesión del gobernador Luis Francisco Ruíz y el alcalde Darwin Andrés Flores.

Este acuerdo presenta una oportunidad única para los empresarios colombianos comprometidos con la sostenibilidad. Se destaca el programa Conservar Paga, que, a partir del próximo año, ofrecerá incentivos económicos sustanciales a las comunidades campesinas, negras e indígenas que se comprometan con la protección y conservación de la selva. Estos incentivos, que se triplicarán alcanzando hasta los $900.000, ofrecen una oportunidad valiosa para que los empresarios participen activamente en la preservación ambiental y, al mismo tiempo, promuevan prácticas sostenibles en sus actividades comerciales.

Durante el evento, la ministra Muhamad destacó la importancia de dignificar el papel de las comunidades en el proceso de recuperación de la selva y preservarla. Este hito marca el comienzo de una colaboración conjunta entre el gobierno nacional, las alcaldías y la gobernación del Caquetá, y representa una inversión significativa en la historia de la Amazonía, brindando a los empresarios la oportunidad de destacar internacionalmente como impulsores del desarrollo sostenible.

El acuerdo, compuesto por cinco puntos fundamentales, reconoce a Colombia y al departamento de Caquetá como potencias de la vida, buscando revitalizar la naturaleza perdida y dignificar la vida de quienes lo habitan. La participación comunitaria se consolida como el eje central en la transformación del departamento, brindando soluciones a los conflictos socioambientales y cerrando brechas sociales y regionales.

Para los empresarios colombianos, este acuerdo ofrece una plataforma para avanzar en prácticas comerciales sostenibles, contribuir a la reducción de la deforestación y participar activamente en la economía de la biodiversidad. La diversificación de las fuentes de recursos económicos, la promoción del ecoturismo y el impulso del desarrollo sostenible amazónico son elementos clave que pueden beneficiar tanto a las comunidades locales como a los emprendedores comprometidos con un futuro más sostenible.

Fuente: MinAmbiente

Por admin

Contactános